Segundo Nacimiento

Juntos, por una Nueva Tierra…

Propiedades del color naranja… abril 4, 2010

Propiedades del color naranja

Comparte: Lic. Mónica Agras

El naranja es un color que estimula la creatividad, la ambición junto con la capacidad de estar en actividad. Además puede producir cierto deseo protector, tanto hacia uno mismo como también hacia otros seres. Si nos exponemos excesivamente a este color se puede producir mucho nerviosismo y agitación.

En la naturaleza encontramos muchas frutas y verduras de cáscara color naranja; (zanahorias, calabazas, naranjas, mangos, melones, mandarinas, duraznos) de color naranja o naranja rojizo, por lo que éste es un color asociado a la alimentación. Algunos investigadores sostienen que el naranja favorece el crecimiento.

Recordemos que éste es el color predominante del segundo chakra. El color naranja está asociado al gozo, a la sabiduría, a la sociabilidad, a la comunicación. Está ligado, por muchos investigadores, a nuestra salud emocional y al sistema muscular.

El excesivo uso del color naranja puede afectar muestro equilibrio nervioso, pudiendo ser re-equilibrado con el uso de tonos verde-azulados.

Según algunos especialistas el color naranja puede ayudar en los tratamientos en relación a problemas en ciertos órganos como el bazo, el páncreas, el estómago, los intestinos y los riñones.

También pueden ser beneficiadas con el uso del color naranja personas que experimentan parálisis emocional o depresión, pudiendo utilizarse, a su vez, para revitalizar el organismo colaborando en la asimilación de los alimentos.

En otros elementos de la naturaleza hallamos el color naranja, por ejemplo: los metales que irradian naranja son selenio, hierro, calcio, níquel, zinc (no se recomienda para usos curativos), rubidio, manganeso. El mejor cristal para usarse en este tratamiento contiene selenio y óxidos de uranio, manganeso y plomo rojo.

Algunos investigadores comentan que las enfermedades típicas de los sujetos del color naranja son: asma crónica, bronquitis, tos húmeda, gota, reumatismo crónico. Y dicen también que las enfermedades que se curan mediante el uso del color naranja son: inflamación renal, dificultades biliares, prolapso, interrupción de la menstruación, agotamiento mental, etc.

Las características de el color naranja: tiene una acción liberadora sobre las funciones mentales y corporales; remedia depresiones, combina la energía física con la sabiduría mental, induce la transmutación entre la naturaleza inferior y la superior, ayuda a desenvolver y desarrollar la mentalidad.

Mediante su uso somos capaces de sanar el cuerpo físico y al mismo tiempo inculcar a la mente alguna comprensión de cómo mantener el cuerpo en buen estado una vez que ha sido sanado. El color naranja es tibio, alentador, no astringente.

El color naranja controla el segundo chakra o centro esplénico (y el páncreas); asiste a la asimilación y distribución de los procesos circulatorios. Contiene la vibración adecuada hacia la entrada del bazo. A través de sus rayos activos la esencia de todos los alimentos es asimilada, clasificada y distribuida a los diversos centros del sistema humano.

El efecto del color naranja sobre la mentalidad es agregar la asimilación de nuevas ideas, para inducir la iluminación mental con un sentimiento de libertad de las limitaciones. El exceso del naranja sobre la mente, y las emociones en algunos casos, puede inducir a la sobre-indulgencia, así que debe usarse con imparcialidad, comprendiendo que siempre debemos prescribir color con la conciencia de nuestra singularidad individual; aún cuando dos personas pertenezcan al mismo tipo de rayo, no reaccionan exactamente en la misma forma.

La transmutación de las fuerzas sexuales se lleva a efecto con el color naranja. En los momentos de tal excitación es de gran ayuda visualizar una luz naranja en los pies y dirigirla hacia arriba, respirando profundamente en afirmación, liberando la conciencia de las depresiones y deseos físicos y elevando la energía de la espina hacia el cerebro para realizaciones más creativas.

Recordemos: el naranja es un color energético y estimulante, aunque no tiene el mismo “empuje” que el rojo.

Manifiesta audacia, deseo de aventura, entusiasmo y celo en lo que se hace, aun a costa de la propia energía. Las personas que visten naranja son movedizas, les gusta sonreír y hacer sonreír a los demás. El naranja también favorece la conversación y el sentido del humor.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s